>

PIZARRA TÁCTICA FÚTBOL EN POSITIVO.

¿Que más necesitas para crear los gráficos de tus ejercicios? La pizarra de fútbol en positivo es una herramienta sencilla, cómoda y gratis. Entrada completa

Máster de Representación Deportiva y AGENTE FIFA

¿Quieres trabajar como representante de jugadores? Te presentamos un Máster adaptado a tus posibilidades. Plazas limitadas. Entrada completa

¿Quieres colaborar con Fútbol en Positivo?

Necesitamos colaboradores para hacer la web, ¡Estamos esperándote! Entrada completa

Ejercicio mejora del ataque en inferioridad numérica

En nuestra sección de ejercicios podrás encontrarlo. Todos nuestros ejercicios son completamente gratuitos. Entrada completa

Aléjate de todo lo que te reste en tu vida.

Como entrenador, deportista o en el día a día vivimos situaciones que nos van restando hasta dejarnos sin energía. ¿Has probado a alejarte de todo lo que te resta en tu vida? Entrada completa

 

Rendimiento versus resultado

El deporte muchas veces es injusto. Se mueve en términos de todo o nada, de blanco o negro, de ganas o pierdes, y es que al final compites por un puesto en la clasificación o por llevarte el partido que disputas. Si tu mente está puesta en llegar a la meta, al menos, entre los 5 primeros, como quedes en 6º posición te sientes realmente fracasado. La consecuencia ineludible es un atentado a tu confianza, a tu seguridad, y la cabeza traicionera comienza a cuestionarse: “¿eres realmente bueno?, ¿de verdad te pensabas que ganarías?, ¿a qué aspiras, iluso?”. Y los cimientos que se han construido tras días y días de duros entrenamientos, hacen ¡cataplón!, y se derrumban con gran estruendo. 

Enlace original de la foto: www.fcbarcelona.es

Señores, hemos de reconocer que sobre lo que no podemos cambiar, no deberíamos gastar muchas energías mentales. Así que empecemos a tener claro que sí, que luchamos por un puesto, ese no cambiara jamás, pero que no somos ese puesto. Esa es la diferencia entre resultado y rendimiento. Si te mides exclusivamente por el puesto conseguido o por cuantos partidos has ganado, estás condenado a la inseguridad en el momento en el que algo falle; y créeme, en algún momento fallarás. No eres el único que juega o compite. Vamos a seguir luchando por ese puesto, por mejorarnos cada día, por crecer como deportistas, pero amigos, no os olvidéis de mediros también por vuestro rendimiento.

¿Qué es el rendimiento? Es todo lo que haces para llegar al resultado, pero éste último depende también de los rivales, y ahí no tenemos mucho control que digamos… Cuando un delantero marca un gol (resultado) ha tenido que ejecutar una serie de acciones: estaba completamente concentrado, atento a los compañeros, al balón, a los rivales… ha ejecutado los movimientos de forma correcta, desmarcándose de su rival y ha llegado al balón que le han pasado, con precisión medida, para ejecutar después un movimiento perfecto, con una fuerza calculada, para meter un cañonazo directo a puerta. Este es el rendimiento. Que entre o no entre entre los tres palos, ahora depende del portero, y eso esta fuera nuestro control.

 Si cuidamos en cada entreno, en cada competición, que ese rendimiento sea perfecto, llegarán los resultados antes o después porque estamos jugando con la suerte, con la buena: la que hace que te lleves el premio. Pero no podemos descuidarnos ni un solo segundo y debemos darlo todo cada día para propiciar que nuestro rendimiento haga su trabajo y nos traiga la esperada recompensa. Mientras llega, no te juzgues exclusivamente por tus resultados, no caigas en el camino fácil que te lleva a la desilusión, a la desconfianza y que te hace dudar de ti, porque tú no eres tus resultados, o al menos, eres tú quien no te debe permitir que te juzgues exclusivamente por ellos. Es más difícil levantarse tras caer, seguir luchando por lo que te mereces, pero tiene más mérito.

ZORAIDA RODRÍGUEZ VILCHEZ  - @ZoriPsicologa
Granada
Licenciada en Psicología, Máster en Evaluación y Tratamiento Psicológicos, y Especialista en Psicología Deportiva
www.zoraidarodriguezvilchez.es

Partido de fútbol de marcajes individuales con finalización desde fuera del área.

Objetivos: Marcaje individual y finalizaciones portería.

Desarrollo: Dos equipos de igual número de jugadores juegan un partido con las reglas normales de un partido de fútbol y se sitúan distribuidos en las tres zonas marcadas (Defensa, media y ataque), en la misma proporción preferiblemente en la zona central con mayor número de jugadores. Solamente podrá salir de su zona asignada un jugador y su defensor, por equipo,  a la zona siguiente en cada jugada y después volver a su zona inicial. Se fijarán unas marcas individuales por cada jugador y se intentará marcar gol mediante la progresión de balón de una zona a otra hasta finalización a portería desde fuera del área grande.

La movilidad

MOVILIDAD 2-01

La movilidad es fundamental en fútbol, todos los jugadores cumplen una función en la cancha pero el jugador cuando no tiene el balón se vuelve primordial para poder progresar. Por ejemplo los jugadores sin balón deben tener claro los siguientes aspectos:

  •  Un jugador en movimiento es más visible que uno estático.
  • Dar la posibilidad al poseedor del balón de jugarlo en varias direcciones.
  • No ocupar dos jugadores el mismo espacio libre.
  • Los jugadores que se desmarcan en profundidad deben tener presente el fuera de juego.
  • Moverse dentro del campo visual del poseedor del balón y dentro de sus posibilidades de pase.

Los jugadores sin balón deben mediante una excelente y coordinada movilidad facilitar ayudas constantes en forma de apoyos, desmarques y desdoblamientos para abrir líneas de pase y favorecer la rápida circulación del balón.

Objetivos de la movilidad:

  • Crear, ocupar espacios libres y guardar equilibrio ofensivo.
  •  Anular o dificultar el marcaje del equipo defensor.
  • Facilitar ayudas constantes al poseedor del balón situándonos en situaciones favorables, para el juego.
  • Contrarrestar la presión defensiva del equipo defensor.
  • Favorecer la conservación del balón, la progresión en el juego y la finalización.

La movilidad requiere de inteligencia táctica para ocupar los espacios más adecuados en el momento oportuno y una gran solidaridad para ofrecerse constantemente al poseedor del balón.

Ecuador
Entrenador
www.dtpollo.com

Frase positiva 48

 “Si eres claro con aquello que quieres, el mundo responde con claridad” Loretta Staples

Ejercicio Fútbol Sala: 3X2 repliegue con hándicap defensivo

Objetivos: Superioridad numérica, repliegue, temporización y organización defensiva.

Desarrollo: El portero saca al jugador rojo número 1. El par del balón tiene que ir hasta la línea de fondo para poder defender (Hándicap). Los tres atacantes rojos inician transición ofensiva contra los defensores azules que temporizan para la llegada del jugador azul.

Juegan tres equipos de tres jugadores y si el equipo que ataca hace gol sigue atacando y descansa el que defendía, si no hace gol ataca el que defendía y el otro descansa. El equipo que espera fuera siempre entra defendiendo.

Máximo 10 segundo para finalizar y existe posibilidad de contraataque si el equipo que defiende roba el balón.

Los portero deciden a quién pasan el balón. El entrenador podrá establecer dos hándicap defensivos, es decir, atacan 3 y repliega. Los otros dos tienen hándicap defensivo.

MLG Electrosolar Al-Muklin CD
www.facebook.com/AlMuklinFutbolSala
@AlMuklinFS

#PrestanosTuCorazon: ¿Has sentido alguna vez el calor de la afición aunque no este presente?

Seguro que alguna vez como entrenadores o jugadores hemos formado parte de un equipo campeón, en el que los éxitos constantes hacen que la unión afición-equipo sea tan fuerte, que incluso cuando esta no se encuentra presente se siente su aliento en el campo.

El hecho de que un equipo se vea respaldado por su afición hace que la responsabilidad aumente considerablemente. El que esté en el ambiente una ilusión y propósito común se convierte muchas veces en la gasolina perfecta para recorrer un camino que nos pueda llevar hacia el éxito.

Se acerca el Mundial de Brasil y España se presenta como la actual campeona, aunque con muchos retos difíciles de superar. Todos sabemos que no es fácil ganar un mundial dos veces seguidas y mucho menos en Brasil ante una afición que lo va a dar todo por su equipo.

España necesita más que nunca a su afición aunque no este presente allí en Brasil e iniciativas no faltan como la de Cruzcampo que ha iniciado el movimiento: “#PrestanosTuCorazon” que consiste en formar una bandera que acompañará a la Selección a Brasil y latirá con fuerza en cada partido. Para participar debes enviar el escudo de tu camiseta de la Selección para hacer que la Roja se sienta como en casa.

Recuerda cuando conseguiste aquel campeonato en el que la afición estuvo ahí en los momentos difíciles y participa en la campaña #PrestanosTuCorazon para que la Selección Española consiga su segundo Mundial consecutivo.

Juego de pase

Objetivo:

  1. Mejorar los pases a un toque así como la visión espacial, rapidez y precisión en los pases.
  2. Pase a un toque con movimiento.
  3. Pasar a un toque, mejorar la visión espacial, adelantarse al balón, aprender a hacer coberturas y repliegues.

Descripción:

  1. Pasarse el balón a un toque pasando entre las picas. Gana el que consiga que el balón pasando entre las picas salga del cuadrado del compañero.
  2. Adelantarse a recibir, recuperar el sitio y dar pases a un toque.
  3. Pasar a uno de los jugadores y que la devuelva al primer toque. Los demás jugadores tienen que cubrir el sitio de su compañero, y una vez cubierto, volver al sitio.

JOSÉ ANGEL SERVÁN ROMERO @Entrenador1991 @JoseteServan 
Madrid

El talento innato, los entrenadores y jugar bien al fútbol

El progreso tiene como motivador el cambio. Pero el cambio tiene enemigos. En el caso de los entrenadores, son ineptos. “No hay nada nuevo en el fútbol, sólo cosas viejas que están olvidadas”, dijo Panzeri. Los entrenadores de hoy en día viven del control total de la situación del terreno de juego incorporando por encima de todos los aspectos y cualidades de sus propios futbolistas, la táctica y el trabajo físico. Yo pienso que cuando queremos controlar tantísimo las situaciones incontrolables, caóticas e imprevisibles que emergen del juego puro del fútbol a consecuencia de las mentes de los propios jugadores, lo que estamos haciendo es matar el propio juego y su esencia natural. “Cuando el talento emerge, nadie se lo espera”, señala Oscar Cano. Por eso, cuando aparece algo distinto a lo que concebimos, incomoda. Pasa con nuestros rivales y les pasa en sí mismos a los entrenadores que creen en algo pero lo confunden con tener el real conocimiento.

La auténtica esencia del juego se produce en un momento irrepetible que no pasará dos veces. Nunca volverá. Por ello, nadie puede influir sobre la pieza de la que surge, de esa mente, de esas intenciones por instinto. Nadie puede influir sobre el jugador. Hay muchos entrenadores de “sofá” y muchos “en general” que creen saber; incluso yo. El fútbol moderno de nuestros días, es la excusa perfecta para esconder las carencias que se ofrecen. Lo físico se impuso a lo técnico, lo individual a lo colectivo y el conservadurismo al atrevimiento. Soy de los que piensan que el juego robotizado procesado por un cúmulo de ideas dirigidas por una mente externa a la que controla el balón es aburrido y opaco, porque el fútbol no deja de ser un divertimento para los que lo ven y sobre todo para quienes lo juegan. Soy de los que piensan que el fútbol no se nutre de la organización y la planificación; sino de la espontaneidad, la incertidumbre, la imprevisibilidad y la sorpresa. Digamos que el fútbol se rige por una gran organización desorganizada. En eso se basa la única “táctica” real que hay. Esa “táctica” existe con un balón en los pies y un rival delante en un determinado momento del partido o en cualquier situación de juego.

Creemos y creen muchos entrenadores que se puede trabajar el “no perder”. Pues no, todo se decide el día del partido y en el momento; todo es espontaneidad. No hay modelos de juego, cada jugador es irrepetible a una excepción única en sí mismo de unas reglas que hemos “diseñado” para entender el fútbol que no existen. La experiencia no se crea, se experimenta, una y otra vez, sin reglas y sin modelos. Desde que un niño empieza a jugar al fútbol a una temprana edad, se debe dejar fluir el genio y el arte que lleva dentro por sí mismo. Los entrenadores somos los responsables de descubrir ese talento innato de los que juegan desde pequeños en fútbol base.

El mensaje que tenemos que transmitir como entrenadores no es dar respuestas, sino proponer soluciones. Como cita Juanma Lillo: “No se trata de lo que yo quiero sino de lo que ellos quieran. No tengo la intención de que jueguen a lo que soy, sino a lo que ellos son”. Los técnicos de fútbol deberíamos empezar a preocuparnos más por el “cuándo” en vez de por el “cómo”. El “cuándo” es lo que deberíamos desarrollar: dar las pistas, incitar, puntualizar, solucionar…etc. El “cómo” está en los pies y en la cabeza de los jugadores. Ellos solos, a sí mismos, se darán la respuesta mediante las vivencias con un balón, ya que éste es el único profesor de fútbol infalible.

En nuestro fútbol se busca una fórmula que no existe proponiendo automatismos que lo único que hacen es privar al jugador. Lo que me llama la atención al ver la televisión y leer y escuchar análisis futbolísticos, es la facilidad con la que se habla desde la ignorancia de conceptos inventados como por ejemplo: “tensión competitiva”. Resulta que, desgranando ese concepto significa algo así como: no dejar jugar al rival. Y, de nuevo, desgranando ese último concepto me doy cuenta de que, como plantean los periodizadores empedernidos y los tacticistas, tiene como resultado dar un baño táctico al rival, jugando con intensidad, sacrificio, trabajo y concentración. Que son algo indispensable en el fútbol, pero también se utilizan como ingredientes comunes de todos aquellos que esconden la mediocridad para no evidenciar sus carencias, utilizando la disciplina en detrimento del talento. ¿A esto le llamamos fútbol? Pues esto se enseña en muchas escuelas de fútbol base. Me resulta indignante y preocupante la supresión de ese talento que podríamos descubrir y despertar en un niño. He aquí el problema, pues no es otro que, como añade Ángel Cappa: “el entrenador tiene más protagonismo que el futbolista porque cada vez hay menos jugadores que sepan jugar al fútbol”.

El fútbol no esconde secretos. Y es que lo único que equilibra en su totalidad a un equipo y desequilibra al rival, es jugar bien. Así de sencillo. Sin milongas de técnicos que quieren aparentar que saben de más, con una sobre-ortodoxia que no hace falta. ¿La táctica, la estrategia y la forma física dictaminan la forma de jugar de un equipo? Pues yo les digo que si no hay un estilo de juego y empatía entre los jugadores para jugar bien el balón, no hay táctica que salve del fracaso. No hay milagros. Y la mayoría de los equipos dependen de ella bajo un pretexto equívoco del entrenador. El fútbol es de quienes lo juegan. “Se puede ganar jugando mal, se puede perder jugando bien y sobre todo jugando mal, pero nunca se puede perder por jugar bien” proclamó Juanma Lillo sabiamente…

JESUS MARTOS TORRALVO @jesuSmt92
Granada
Entrenador de fútbol base y Técnico Superior en actividades físico-deportivas