37040736

Entrevista a Zoraida Rodríguez Vilchez, Psicóloga del R.C Recreativo de Huelva

Zoraida Rodriguez Vilchez , tiene su Centro en Granada, A.Z Psicología, donde ejerce de Psicóloga y Psicóloga Deportiva. Actualmente es Psicóloga en el primer equipo del R.C. Recreativo de Huelva con Sergi Barjuan.

Foto: María de la Cruz / Huelva Información

¿Cómo llegaste al mundo de la Psicología Deportiva? Yo empecé a trabajar con Patricia Ramírez en el Centro de Psicología que ella tenía en Granada. Ella estaba trabajando en el Mallorca con Gregorio Manzano y le ayudaba a preparar presentaciones, ver en cada sesión lo que hacía con los jugadores y con el equipo y fue ahí poco a poco que comencé a colaborar con ella hasta que la colaboración se hizo normal, donde todas las semanas nos reuníamos para ver qué es lo que iba a trabajar. También tuve la posibilidad de ejercer junto a ella en el Imperio Albolote de Granada con Carlos María Rodríguez. Y así, poco a poco, comencé  en la Psicología Deportiva.

¿Cuál es su labor como Psicología en en Recreativo de Huelva? Semanalmente antes de los partidos trabajamos la preparación Psicológica de los mismos. Se trabajan diferentes variables psicológicas como por ejemplo la mentalización de cara al partido. En función de cada rival hay que trabajar de una forma u otra para hacer el bloque más sólido, trabajando aspectos como la comunicación, no venirnos abajo ante las dificultades, que no se tenga miedo al fracaso, la ambición, la atención, la concentración, la ansiedad etc. También se realizan sesiones individuales con los jugadores, no siempre porque haya un problema sino también para mejorar.

En la actualidad todavía hay muchos equipos de élite que no disponen de un Psicólogo Deportivo, ¿Qué crees que frena a los Clubes o Cuerpos Técnicos a no disponer de este profesional? Primero por un lado el estereotipo de que los psicólogos en general, incluyendo los deportivos, estamos para solucionar problemas y que nuestra intervención se reduce a eso. Por otra, parte, porque creo que todavía no hay suficiente conciencia de que se puede trabajar en positivo y que la psicología deportiva es otra herramienta más que suma para ganar los partidos. Si como jugador estoy más confiado, más mentalizado y se como no venirme abajo, puedo jugar dando todo mi potencial y mejorando mi rendimiento deportivo. Creo que hay falta de conciencia en este tema, si hay que prescindir de alguien siempre se prescinde primero del Psicólogo antes que el Nutricionista, el Podólogo o el preparador físico, por lo que no tenemos ahí todavía ese peso, aunque cada vez hay más gente y eso es lo positivo.

Imagínate que voy con mi equipo en un desplazamiento de bus de más de dos horas y quiero poner a mis jugadores una película con un mensaje que les sirva de cara a un partido. ¿Qué película me recomiendas? Depende de lo que quieras trabajar. Cada película sirve para una cosa u otra. Hace poco utilice Troya, que no significa que es la que más me guste, pero la utilice para trabajar la persistencia y el buscar soluciones diferentes siempre. Fíjate: la solución del caballo de Troya era creativa y diferente. Muchas veces en el mundo del fútbol tenemos que hacer eso, buscar soluciones creativas para resolver el problema. La película  empieza con una frase muy significativa que dice que “somos los dueños de nuestro destino”, solo conseguiremos aquello que nos propongamos y al final solo quedarán nuestro nombre y las cosas que hagamos. También hay una escena muy significativa en el que se ve el coraje de Aquiles cuando se enfrenta directamente con Héctor, príncipe de Troya y lo mata. Se ve perfectamente la comunicación no verbal que transmite en la que le dice “te voy a superar y te voy a matar”.

¿Es muy diferente el trabajo psicológico a realizar en un equipo que está en la parte alta de la tabla a otro que está en zona de descenso? No en la forma pero si en el contenido. Un equipo que está en la parte baja de la tabla tendrá que trabajar más la confianza, la ambición, que sean capaces de dejar atrás los resultados a pesar de la trayectoria negativa que puedan tener y enfrentarse al próximo partido como si fuera una hoja de papel en blanco y no dejarse influenciar por ese pasado. Un ejemplo claro es que al equipo de abajo le tienes que trabajar la confianza para que puedan superar los resultados y al equipo de arriba para que no haya un exceso de confianza, aunque cuando si hay un bachecillo si que hay que trabajar en recuperarla.

Define lo que es un buen entrenador de fútbol en términos psicológicos. Un entrenador que realice un liderazgo situacional, que en determinados momentos sabe poner muy bien el límite, poner la distancia, decir que no cuando hay que decir que no, castigar cuando es el caso  y también por otro lado que sabe escuchar en ciertos aspectos a sus jugadores y en otros momentos dejarlos hacer a ellos. Que sea un Pigmalión positivo que sepa sacar lo mejor de los jugadores y para eso debes de partir de la empatía, aunque tú no estés de acuerdo en como lo está haciendo el jugador o como se siente. La clave está en comprender el porqué lo hace y desde su punto de vista conseguir que vuelva a rendir al máximo y a comprometerse con el equipo. Además debe de ser buen comunicador, una persona que transmita confianza y credibilidad, tiene que tener mucha inteligencia emocional para manejar grupos y ser creativo. La creatividad no está muy bien valorada y yo creo que la capacidad de innovar y sacar recursos diferentes para enganchar a tu equipo es muy importante.

¿Puede ser la práctica del deporte competitivo o la dirección de equipos perjudicial para la mente? Las dos son situaciones estresantes y que exigen mucho de la persona. Pueden ser perjudiciales si no trabajas en fortalecer la mente o te dejas llevar por esa exigencia de la alta competición o por el estrés que supone dirigir a un equipo de fútbol, pero siempre hay recursos y para eso está la psicología.

¿Qué le puede ofrecer una sesión de Coaching o de Psicología Deportiva a un entrenador, para que marque la diferencia? Cubrir sus carencias con herramientas que te da el Coaching o la Psicología Deportiva. Ver de qué pie cojea para que su camino hacia el éxito sea más eficaz.

¿Qué diferencia hay entre la Psicología Deportiva que se aplica a los futbolistas con el resto de deportes? Es un deporte colectivo y la diferencia principal que tiene con los deportes en los que se compite individualmente es que se diluye la responsabilidad en el grupo y llegar a todos es más complicado porque cada uno tiene sus circunstancias individuales. En el Fútbol se trabaja mucho la mentalización de cara al partido, la confianza, la ambición o la concentración. Cuando tú trabajas solo, por ejemplo un tenista, tú tienes un rival enfrente y superarle, depende exclusivamente de ti. Solo tú puedes ganar a ese rival, sin embargo en fútbol en los noventa minutos si tu te despistas cinco o diez minutos de lo que dure el partido el resto de compañeros están ahí y pueden cubrirte. Timothy Gallwey, uno de los principales Coach que empezó a trabajar en el ámbito deportivo, decía en su libro “El juego interior del tenis” que el peor rival al que tiene que enfrentarse el tenista es a uno. El autodiálogo negativo que a veces tenemos con nosotros mismos puede ser un obstáculo mayor que superar que al mismo rival. En un deporte como la Maratón en el que estás mucho tiempo tu necesitas gestionar todos los pensamientos negativos que te pueden asaltar durante todo el tiempo que estás compitiendo tu solo. Desde mi punto de vista, cuanto más individual es el deporte, mas importante es la preparación mental.

¿Qué recursos pueden utilizar los entrenadores para trabajar la motivación? La motivación es un término muy extenso. Lo ideal es que se trate de trabajar la motivación intrínseca, que es la que parte del propio futbolista. Muchas veces se trabaja la motivación extrínseca, que es la que viene de fuera: el niño juega por los refuerzos y premios que obtiene como estar arriba en la clasificación o en un determinado puesto. En el momento en que no voy ganando, que vamos en la última posición o que mi entrenador no me pone, la motivación externa desaparece. Ya no me están dando un motivo desde fuera para rendir al cien por cien. Muchas veces la parte externa es la que más  refuerzan los entrenadores, padres o la sociedad en general. La motivación que hace que perdure el esfuerzo es la interna. La motivación se confunde muchas veces con tener un estado de ánimo que favorezca ponerte manos a la obra y dar todo lo que hay entro de ti. Para mi realmente la motivación es tener un motivo. Si tú quieres trabajar la motivación con tus jugadores tienes que trabajar individualmente con cada uno de ellos cual es el motivo por el que están jugando al fútbol y empezar desde ahí. Muchas veces la motivación solo se ve como un recurso externo en el que ponemos un vídeo chulo o música motivadora. Eso también puede estar bien, pero llega un momento en el que eso se hace costumbre, y ya nada sorprende a tus jugadores y los motiva. Como entrenador tienes que descubrir qué es lo que le empuja a este jugador a estar en este equipo, a jugar al fútbol, etc. Tienes que descubrir si el jugador está por su propio crecimiento personal, por hacer más amigos, etc; eso es lo que le va a importar a ese jugador y ese es el trabajo complicado que tenéis los entrenadores, intentar darle a cada uno lo que necesita.

(Visited 194 times, 1 visits today)

Fútbol en Positivo

Motivación para el entrenamiento de fútbol. Recursos para entrenadores de fútbol.

You may also like...

Deja un comentario