37040736

Entrevista David Vesga

David Vesga nació en San Sebastián, en los 80 muy cerca del campo de fútbol de Atotxa. En sus dos primeros años de vida el club al que es fiel seguidor conseguía los mayores logros de su historia: 2 campeonatos de Liga consecutivos en las temporadas 80-81 y 81-82.

Su familia vivía a escasos metros del campo y desde pequeño ya empezó sin darse cuenta a absorber una cultura futbolística muy importante. En aquella époc,a los clubes y colegios daban entradas a los niños para incentivar que sus generaciones no perdieran el espíritu txuri urdin y David iba con su hermano a ver los partidos detrás de la portería donde estaba la Peña Imaz. Hoy en día esto sería impensable, ver a dos chicos de esa edad ir solos al fútbol y encima con entradas gratuitas, pero en aquella época era lo habitual y ojala hoy pudiera ser lo mismo.

1

Ese fue su primer contacto con el fútbol profesional, Atotxa. El ambiente del estadio, ese olor a hierba húmeda y barro, el ruido de la grada, el olor a puro de tribuna, el color azul y blanco de las bufandas y banderas al viento y ese romántico estadio que se caía a cachos, despertaron en él algo verdaderamente especial, un nexo de unión con este deporte.

Esos recuerdos imborrables los lleva en su ADN. Haber vivido tan de cerca ese mítico estadio, el gusto por el buen fútbol y la cultura de valores de aquella época es lo que han hecho de él lo que es hoy en día.

 

¿Qué te hizo dar el paso a los banquillos?

“En 2009, cambié San Sebastián por Canarias y fue allí, durante una reunión de trabajo, donde surgió la posibilidad de empezar a entrenar. Casualidades de la vida un cliente al que visitaba con asiduidad había sido Director Deportivo de la Unión Deportiva Las Palmas así como jugador y entrenador profesional. Al final de nuestras interminables reuniones hablábamos poco de publicidad y mucho de fútbol.

Él fue quien me animó  a dar el salto. Según sus palabras, vio en mí cualidades para poder ser algún día entrenador. Y así lo hice, salí de aquella reunión convencido y por la tarde estaba yendo a la Escuela de Entrenadores de Las Palmas para matricularme. Por eso siempre estaré agradecido a Manolo Torres por darme ese pequeño empujón que necesitaba para dar el salto a los banquillos.”

3

2

 

¿Qué significa para ti ser entrenador de fútbol?

“Entrenar, como la docencia o la medicina, son profesiones muy vocacionales, para mí entrenar es mi gran pasión. Muchas veces hablo con personas que no saben en qué pueden ser válidos o no tienen claro que es lo que les gustaría ser el día de mañana. Yo tuve la gran suerte, casi por casualidad, de descubrir que entrenar me hace muy feliz y saca lo mejor de mí. Otra cosa es que pueda llegar a ser algún día mi única profesión, y vivir de ello, ese sería mi sueño.

Ser entrenador sólo puede tener una única parte egoísta que es la de disfrutar con lo que uno hace. Todo lo demás es ponerse al servicio de los jugadores, sacar de ellos el mayor rendimiento posible y aportarles el máximo en todo lo que podamos. Un entrenador ante todo tiene que ser una persona a la que le guste ayudar a todos los que están a su alrededor para que sean cada día mejores, tanto en lo personal como en lo profesional.”

4

 

¿Cuál ha sido tu mejor momento en los banquillos?

“Por suerte he tenido muchos y muy buenos momentos pero creo que lo mejor está por llegar.

Sobre todo destacaría haber podido conocer a grandes personas que me han aportado muchísimo y a los que les agradezco que hayan compartido conmigo su conocimiento y a los que puedo considerar mis amigos.

He tenido la suerte de poder trabajar en Lezama en una cantera profesional durante una pretemporada junto a futbolistas que hoy en día  han debutado o están en primera división. A pesar de ser txuri urdin hasta la médula siempre estaré agradecido al Athletic Club de Bilbao y en especial a Iker Egaña, Joseba Etxeberría y Gontzal Suances por la oportunidad que me dieron de hacerme crecer como entrenador en mis inicios.

Además desde Agosto tuve la gran suerte de pertenecer al grupo de trabajo de Pablo López en el Internacional de Madrid Boadilla de Tercera División. Con él he aprendido muchísimo y me ha dado la oportunidad no sólo de crecer como entrenador sino de reafirmarme en los valores que de verdad importan en el fútbol.

Cada uno tenemos una manera distinta de ver el fútbol y para ello hay mil estilos y preferencias, por eso,  tener la suerte de trabajar junto a personas que lo ven de la misma manera que tú, es todo un privilegio.

Durante esta andadura siempre estuvo la premisa de la búsqueda continua del buen juego y que desde esta búsqueda se obtienen los resultados.”

5

 

¿Y el más desagradable?

“La más desagradable que he vivido diría que son las lesiones. Es cierto que hay derrotas dolorosas pero creo que por encima de todo está ver sufrir a tus futbolistas por una entrada o un golpe fortuito, eso es si cabe dependiendo de las circunstancias más doloroso.

Hace dos temporadas tuve la mala suerte de que dos jugadores míos tuvieran lesiones graves por fractura en pleno partido y son situaciones muy complicadas. Esa es la parte más fea de lo que a lo futbolístico se refiere.

Otra parte muy desagradable que he vivido esta temporada fue la destitución de Pablo en la jornada 10 en el Inter. El equipo era líder durante las 7 primeras jornadas y 2 más se encontraba en puestos de playoff, practicando  sin duda, el mejor fútbol de toda la Tercera G7 que he visto hasta ahora en la temporada y de un día para otro nos encontramos con esa triste e inesperada noticia.

Con el paso del tiempo ves las cosas de otra manera, pero el palo fue duro y muy injusto pero al final en el fútbol, por desgracia, estas cosas están a la orden del día. Se está perdiendo la esencia del juego y lo que prima son otros intereses. Por eso está en nosotros ser responsables de poder cambiar esta dinámica.

Estoy seguro que el futuro próximo va a ser buenísimo para todos. Como en el fútbol y en la vida es en  las derrotas cuanto más se aprende, más que de los éxitos, así que estoy convencido que esto en el fondo ha sido un paso de gigante para seguir creciendo.”

 

¿Qué aspectos tendrías en cuenta para valorar el trabajo de un entrenador?

“Creo que ante todo analizaría el método antes que el resultado. Al fin y al cabo el resultado muchas veces es ese gran mentiroso que cuando ganas esconde tus vergüenzas y que cuando pierdes no deja ver todas  tus virtudes como equipo o las eclipsa.

Es cierto que el resultado es lo más importante a nivel competitivo pero entiendo que el resultado es una consecuencia de muchas otras cosas. Lo más importante es la calidad del entrenamiento y del liderazgo que un entrenador ejerce en el grupo.

Para valorar a un entrenador me fijo en el rendimiento que saca de sus futbolistas, si plasma en el terreno de juego su idea o estilo de juego y sobre todo y más importante, lo que hablan de él sus jugadores y cuerpo técnico. Para mí esos  serían en resumen los aspectos que me fijaría a la hora de analizar el trabajo de un entrenador.”

6

 

Háblanos de tus entrenadores referencias, quién te ha influenciado, a quién te asemejas más como técnico…

“A mí siempre me han gustado los entrenadores valientes, que son fanáticos del fútbol de ataque, que buscan el buen trato y manejo de balón en sus equipos, los que no especulan como son los Menotti o Cruyff, como precursores y los Bielsa o Guardiola de la época más actual. Pero también me fijo en otros entrenadores porque los hay muchos y muy buenos y de todos se pueden aprender muchísimas cosas.

Me gusta que mis equipos sean protagonistas, que lleven la iniciativa en el juego, que creen muchas ocasiones, que sean valientes y se arriesguen. Que los futbolistas disfruten lo máximo dentro del campo, sin ellos nosotros no somos capaces de hacer nada, ellos son los verdaderos protagonistas y los que hacen todo posible

Si ellos creen en ti y en la idea de juego, todo es posible.”

 

Si tuvieras que dar un consejo a futuros entrenadores, ¿qué les dirías?

“No creo que esté en la potestad de dar consejos a nadie ya que como bien dice el dicho, consejos doy y para mí no tengo…pero lo que sí que considero fundamental es querer este deporte.  Hacer todo lo posible por aportar lo mejor que lleva cada uno dentro para “regalarlo” a tus futbolistas, enseñarles a entender el juego y aportarles los mejores valores.

No olvidemos que antes que futbolistas o entrenadores somos  personas y que lo que siempre van a recordar de ti es como les hiciste sentir, si les trataste con cariño y respeto e hiciste todo lo que estaba en tu mano por hacerles mejores.

Considero que en el fútbol hay que tener muchísima paciencia y no dejar nunca de aprender.  Absorber de todo y de todos. Tenemos muchos y muy buenos ejemplos de los que poder aprender no sólo en el fútbol sino en diferentes disciplinas.

Y que a nadie se le olvide lo más importante de la ecuación, trabajar, trabajar y trabajar. Ahí considero que radica el mayor porcentaje del éxito.”

7

 

Fran Martínez – @fran21hawtin

 

(Visited 363 times, 1 visits today)

You may also like...

Deja un comentario