El respeto y cordialidad deben de ser  los pilares básicos que deben de existir entre entrenadores y jugadores para que la relación entre ambos sea lo más positiva. El hecho de que los padres estén viendo el entrenamiento de su hijo siempre no es positivo porque puede afectar al rendimiento de su hijo en los mismos y partidos, la relación con el entrenador o su rol dentro del grupo.

Es cierto que a algunos padres les emociona el hecho de ver entrenar a su hijo y eso no esta mal siempre que en los mismos se intente ser un “padre invisible” que no afecte al normal desarrollo del entreno o después afecte negativamente con comentarios  sobre indicaciones del entrenador, ejercicios realizados, etc. Lo ideal es que el niño desconecte de sus padres en los entrenamientos o en última instancia los padres no se hagan notar en ellos.

futbol-infantil

Enlace original foto: futbolinfantilsp.com.ar

Les dejo algunos consejos, no todos, para que lo tengáis de base para comentárselo a los padres al principio de la temporada. También para los que nuestro hijo/a juega al fútbol y además somos entrenadores, que en algunos casos es casi peor.

  1. Durante los partidos muéstrese relajado y tranquilo. Evite a toda costa insultar  a arbitro, entrenador, contrarios, otros niños, etc).
  2. Si su hijo es portero, no se ponga detrás de la portería. Si su hijo juega por banda no se cambien de banda en cada parte para estar más cerca de él. No valores cada acción que haga tu hijo.
  3. No critique el juego de su equipo o de su hijo. Comente en todo caso errores sin expresar emociones que puedan afectar al equipo o a su hijo.
  4. Colabore con el club en el que juegue su hijo: con el coche para los desplazamientos, actos sociales del equipo, etc.
  5. No dar indicaciones a tu hijo en el terreno de juego durante un partido o entrenamiento.
  6. No discutir con el entrenador sobre la táctica a emplear, la forma de entrenar, alineaciones, etc.
  7. No criticar al entrenador (Aunque no te guste) en presencia de tu hijo. El entrenador forma parte de la educación de tu hijo. Si notas que el entrenador es una mala influencia para tu hijo acude al Club para comunicarlo y sino te gusta o no es positivo para tu hijo apuntalo a otro club con más valores.
  8. Independientemente del resultado del partido y de la  clasificación del equipo siempre mostrar una aptitud positiva. Un cosa muy importante es que si usted ha apuntado al fútbol a su hijo pero nota que no le gusta y prefiere otro deporte, no lo retenga en el mismo a toda costa y haga que practique algún deporte (el que sea) pero que le guste.
  9. ESCUCHE a su hijo. Pregúntele de como le ha ido el partido, el entrenamiento  etc y sobre todo deje que le conteste. Inculcar compromiso a sus hijos sobre horarios, comportamiento, cuidado de instalaciones y sobre todo comprometerse a ser puntual si tiene usted que traer a su hijo al campo.
  10. Las quejas, sugerencias o consultas al entrenador siempre después de los partidos y entrenamiento, en privado y calmado.

Según varias encuestas la principal queja de todos los entrenadores sobre los obstáculos más importantes que se encuentran a lo largo de una temporada son los padres. Los padres son una pieza clave para que el equipo funcione bien y ES FUNDAMENTAL reunirse con ellos periódicamente y sobre todo una reunión inicial para determinar funcionamiento, objetivos y normas básica a cumplir.

Hablamos mucho de la educación de los hijos, pero también es muy importante la educación de los padres, porque la influencia en los hijos es muy fuerte.

Francis Luque @franxluxna