“El secreto principal del jugador de fútbol es conocerse bien a uno mismo”

Ramón Orellana González ha estado ligado al Sevilla F.C como Preparador Físico, durante más de veinte años donde ha conseguido varios títulos deportivos.

Posee un extraordinario Curriculum docente y deportivo, además de haber escrito varios libros relacionados con la preparación física.

Su última experiencia como Preparador Físico fue en el Al Rayyan de Qatar junto con Manolo Jiménez.

Tuve la suerte de poder verlo en el Congreso Nacional de Entrenadores de Motril (Granada) celebrado en el mes de junio de 2018 y me sorprendió gratamente por explicar la preparación física de una forma sencilla y practica y sobre todo por sus dotes de gran comunicador.

¿Qué significa para ti ser preparador físico de un equipo de fútbol?

Para mi ha significado mi vida y ha sido mi desarrollo profesional.

Evidentemente ha sido una gran satisfacción y disfrute personal. Sobre todo, un reto constante porque en el fútbol profesional estar tantos años en la élite es complicado y era un reto diario, que por suerte y trabajo han salido las cosas y hemos conseguido grandes objetivos.

Todo se traduce en una gran responsabilidad personal.

¿Por qué se decantó por la preparación física en fútbol, en vez de otra,  dentro del mundo del deporte?

En primer lugar, por la pasión que tenía al fútbol desde pequeño.

También porque cuando llegué a Madrid a estudiar INEF tuve un grandísimo profesor, dentro de la preparación física, que fue Carlos Álvarez del Villar y que en aquella época estaba entrenando al Rayo Vallecano.

También Felipe Gayoso, que era un profesor de táctica y de fútbol formidable y que tuvo un accidente trágico de avión en el año 1983.

Bueno, gente que te van influyendo aparte de tus gustos y hacen que te decantes por el fútbol aparte de que era mi pasión desde pequeño.

¿Cuál es el secreto para que un futbolista tenga una forma física óptima?

El secreto principal del jugador de fútbol es conocerse bien a uno mismo.

Hay que hacer que el futbolista se conozca y sepa cuáles son sus virtudes para sacarle el máximo rendimiento y minimizar las deficiencias que tiene trabajando esa parte menos fuerte que tiene.

Sobre todo, la clave está en el compromiso. Cuando un futbolista se compromete, cree en lo que está haciendo, está convencido y ve el fruto, el futbolista por si solo se cuida en todos los detalles: en el trabajo, las tareas, el descanso, la nutrición y en todos los aspectos que son fundamentales para el máximo rendimiento, sobre todo en futbolistas profesionales.

¿Cómo debe ser una buena coordinación de los integrantes del Cuerpo Técnico?

El Cuerpo técnico tiene que funcionar como un solo ente, aunque seamos muchos.

Cada vez más los Cuerpos Técnico tiende a tener más componentes porque es una disciplina multitarea que conlleva un Cuerpo Técnico muy numeroso.

Aunque exista la cabeza visible del Entrenador que toma la última decisión, todos los componentes son importantes a la hora de trabajar para el bien del equipo.

Es muy importante la coordinación entre todos conociendo la plantilla que se tiene y lo que se quiere sacar de la misma, porque con esa coordinación o unión de todos yendo en la misma dirección es lo que hace que el cuerpo técnico funcione.

Es fundamental que el primer entrenador, aunque sea el máximo responsable, delegue las tareas en sus ayudantes y que todos hagan una puesta en común antes de preparar la temporada, tareas, sesiones y demás para que todo este cuidado al máximo del detalle.

¿Cuál es el entrenador con el que ha trabajado mejor?

He tenido la suerte de trabajar con grandes entrenadores de los que he aprendido de todos, incluso de cosas que no me gustan, sacando la parte positiva.

Por destacar alguno de ellos que es un poco menos conocido, y no herir la sensibilidad del resto con los que he estado, destacaría a Juan Carlos Álvarez que estuvo en mis inicios.

Estando los dos en el Sevilla Atlético subimos al primer equipo en el año 95 y desde entonces me mantuve ahí. Gracias a él, me dio un impulso, por lo que tengo que estar muy agradecido.

¿Encuentra usted algo nuevo, algo que haya modificado la preparación física de fútbol en los últimos años?

Lo más destacado son los avances tecnológicos. Estamos viendo como salen nuevas aplicaciones que te facilitan la labor, sobre todo el control de la carga que es muy importante en todos los trabajos que se realizan en la preparación física.

El trabajo muchas veces es global, pero tenemos que tener ese control de la carga interna y externa. Eso te lo facilitan mucho los elementos tecnológicos que yo he tenido la suerte de vivir esa evolución.

Yo empecé en el año 80 a entrenar como entrenador y fíjate desde entonces si han pasado cosas.

Antes había que contabilizar las cargas con papel milimetrado y siguiendo a los jugadores, agrupando cargas, etc.

Había que hacer milagros sabiendo como influían fisiológica mente a ojímetro los pulsómetros y ahora fíjate con todos los medios que hay de GPS y de APP de análisis, tienes una herramienta magnífica.

Mejora mucho la observación y el conocimiento del jugador y del equipo, porque ahora se graban prácticamente todos los entrenamientos y los rivales.

Hoy el jugador se ve. Un jugador, aunque tú le expliques las cosas, cuando el se ve es cuando acaba de entender lo que tenía que mejorar.

¿Qué consejo le daría a aquel preparador físico que recién se inicia en la preparación física de fútbol? ¿Qué cosas debería y qué no debería hacer?

 

Mas que de consejos, me gusta trasmitir a la gente que reflexione sobre las cosas.

Nadie tenemos la verdad absoluta. Todos tenemos nuestra parte de razón, de ver las cosas, de entender el fútbol de forma diferente, pero lo que si le diría en esas reflexiones que nunca pierdan la pasión y la ilusión por el fútbol o por su trabajo.

No es menos profesional el que menos cobra. Es menos profesional el que menos se preocupa por su profesión. Tú puedes ser un gran profesional sin percibir ni un duro y vivir el trabajo de Entrenador o Preparador Físico como el mayor de los profesionales.

La formación constante es importantísima. Ya no solamente a través de revistas o de artículos, sino de hablando con otros compañeros, de ir a congresos, de preguntar … que nunca te de vergüenza de preguntar a otro compañero porque está haciendo la tarea así.

Cuando yo estaba en Sevilla aprendíamos todos a diario hablando mucho y preguntando.

Por su puesto la humildad también es importante. Nos equivocamos muchas veces, pero ahí está la virtud de reflexionar en donde está el error, ver cómo solucionarlo y tirar para adelante.

¿Quiénes fueron sus mayores referentes en la preparación física para el fútbol?

 

Carlos Álvarez del Villar en mis inicios. Lo tuve cuatro años de profesor en el INEF. Era muy exigente y en aquella época estaba de Preparador Físico el Rayo Vallecano  y después de allí se fue al Sevilla F.C.

Fue el primer gran fichaje de un preparador físico en España. Lo ficho el Sevilla como una estrella en aquel Sevilla de Anton Polster.

Para mí fue un referente, tengo su libro dedicado por él. Le debo mucho, cuando he ido a jugar con el Sevilla F.C a Santander siempre hemos quedado. La última vez que fui con Manolo Jiménez fue muy bonito ese encuentro, porque también lo había tenido a él como jugador en la Selección española.

Luego en los últimos tiempos destacaría, aunque existe un gran nivel de preparadores físicos en España, al profesor Paco Seirulo que ha sido un referente de la preparación física más moderna, con sus aportaciones en el F.C Barcelona y en el fútbol moderno. Eso ha sido muy bueno y beneficioso para el fútbol actual.

Luego he aprendido mucho de mis jugadores y entrenadores que he compartido función en el Cuerpo Técnico.

¿Cuál es su método de trabajo?

 

Mi forma de trabajo comienza por recabar mucha información para conocer al máximo de detalles de cómo son tus jugadores. No solamente como jugadores, que es importante, sino como personas, los hábitos, el temperamento, etc.

También todo lo que rodea al equipo como los auxiliares y resto cuerpo técnico. A más información mejor porque facilita mejor la tarea posterior.

El segundo paso una vez tengo la información suele ser una amplia reflexión de ver los objetivos que se quieren conseguir junto con el entrenador.

A partir de ahí empezar a plasmar ideas por escrito de que queremos conseguir, como lo podemos llevar a cabo, que medios disponemos, como puedo aplicar mis conocimientos de la mejor manera para sacar el máximo rendimiento a cada uno de los jugadores y hacer equipo. Todas esas ideas ordenarlas y plasmarlas por escrito.

El tercer paso, cuidando al máximo todos los detalles, empiezo a desmenuzar todo desde el primer entrenamiento.

La pretemporada es importante, aunque yo sé que ahora mismo la tendencia es que lo importante es el día a día, a mí me gusta tener una idea general de la temporada, aunque sea flexible, porque no me gusta dejar muchas cosas a la improvisación.

Ser flexible, pero seguir la línea que nos hemos marcado y que nos va a hacer cuidar los detalles fundamentales al máximo como son las cargas en conjunto, la recuperación de las cargas que es primordial y que muchas veces se descuida y por supuesto la recuperación pospartido. He tenido la suerte de jugar dos partidos semanales y en este tipo de casos la recuperación es muy importante.

La nutrición también es fundamental para asimilar las cargas en el descanso. Es la gasolina, por lo que es primordial llevar una nutrición adecuada.

 

¿Cómo controlas que cada futbolista esté haciendo lo que exige el plan individual o colectivo?

 

Lo importante es la evaluación continua y constante. El control de la carga interna y externa con diálogos constantes con el jugador, cuestionarios al final del entrenamiento para saber cómo se han sentido los jugadores.

El dialogo con los jugadores es fundamental. Observar el momento del entrenamiento cuando están con el entrenador, observar ese comportamiento, ese ojo crítico … quién está más motivado, despistado, triste, eso te lo da mucho la experiencia.

El cuidar al mínimo de detalles la expresión no verbal de los jugadores que te da la información y el dialogo con el cuerpo técnico, para que la información que se te ha podido escapar de ese control te pueda aportar mucho de tus compañeros.

Tres ojos ven más que dos, tienen otra visión. Esa reflexión después de cada entrenamiento es fundamental: Si hemos conseguido los objetivos, como hemos visto el equipo, individualmente a jugadores, todo esto es muy importante.

¿Qué importancia le debe dar el Preparador Físico de fútbol al manejo del grupo? ¿Cómo se establece la relación con los líderes?

 

Es fundamental porque los jugadores no son máquinas. Son personas que tienen su día a día y sus problemas como todos, aunque la gente piense que viven en un mundo aparte, pero ellos tienen sus sentimientos, sus problemas personales, familiares, relaciones afectivas y es muy importante que con toda esa información que vas adquiriendo y conociendo ganarte no de forma interesada a esa persona, que el jugador confíe en ti.

Que sienta que tú lo ves como una persona y no estrictamente como un jugador que pasa contigo horas de entrenamiento al día solamente

Te preocupas primero por la persona y luego al futbolista.

Lo importante es que todos vallamos en la misma dirección y rememos para el mismo lado teniendo claro lo que queremos.

Ganándote a los líderes ganas mucho en la comprensión. Hay muchas veces que te equivocas y son los líderes los que hacen ver a sus compañeros las cosas de otra manera en base a su experiencia, profesionalidad y coherencia, etc.

Tener buenos líderes que normalmente son capitanes, pero otras veces no es el capitán en sí.

Hay líderes carismáticos dentro de los equipos que no llegan a ser el capitán, pero eso se ve rápidamente cuando uno lleva muchas horas de vestuario.

Existen jugadores veteranos o incluso hay jugadores jóvenes que tú ya los ves diferentes y que todo el mundo los escucha. Eso es primordial en un equipo porque es la extensión del cuerpo técnico dentro de la plantilla.

¿Cuál ha sido tu momento de mayor satisfacción como integrante de un Cuerpo Técnico?

 

Es muy complicado porque ha habido muchos, pero por citar momentos puntuales estaría por supuesto el debut en el primer equipo del Sevilla F.C el 27 de octubre del 1995.

Me acuerdo perfectamente porque tuvimos que coger al equipo por cambio de entrenador. Subí del Sevilla Atlético y jugábamos una eliminatoria de UEFA en casa que se ganó.

Son momentos que no se olvidan. Yo he vivido a escasos 500 metros del Sánchez Pizjuan desde pequeño y ese recuerdo de ir todos los domingos con tus amigos y sentarte en el gol norte, para después verlo desde abajo. En ese momento de debutar en el campo, estar mirando donde están tus amigos, eso no tiene precio.

El ascenso a primera con Joaquín Caparros en la temporada 2000-2001 fue otro momento importante. Nadie daba un duro por el Sevilla, era uno de los momentos más bajos del club que estuvo a punto del descenso administrativo de bajar a Segunda B, incluso decían que podía desaparecer. Fuimos remontando y haciendo una campaña tremenda que fue la base del Sevilla que hemos visto últimamente.

Otro momento fue en la Temporada 2006 la consecución de mi primera Copa Uefa y aunque luego he tenido la suerte de ganar siete títulos más con el Sevilla F.c, ese momento no se olvida nunca. Estás en una nube, parece que estás flotando, los festejos de después, eso hay que vivirlo.

¿Nos puedes recomendar una película interesante para cualquier entrenador, preparador físico o jugador de fútbol?

 

Soy un gran amante del cine y aunque pueda parecer muy ambiguo con tantos años destacar una es difícil. Tengo películas para cada momento.

Te puedo citar por ejemplo “La vida es bella” por su trasfondo. Aunque parezca que no tiene nada que ver con el deporte si tiene que ver con las personas. Creo en la persona antes que en el futbolista y esta película muestra el sacrificio de ese padre, que muchos en la vida deportiva pasan, para que su hijo llegue a ser un gran deportista.

“El mundo en sus manos” sobre la vida del doctor Ben Carson,  que de ser un mal estudiante y casi un delincuente, una profesora le influye en su vida para llegar a ser el mejor neurocirujano del mundo.

Todos podemos. Cualquier sueño es realizable con tesón, trabajo, ganas, pasión y un poquito de fortuna.

La típica de la saga Rocky. En una de sus películas ver como te trata la vida cuando pasas a ser menos recordado. La gente se olvida de ti, pero tu sigues siendo tú.

“El mejor” de Robert Redford, “Un domingo cualquiera” de Al pacino o  “El castañazo” de Paul Newman que nos habla de cómo formar un equipo.

Nos puedes decir un momento de tu carrera profesional que te haya enseñado algo.

 

Todos los días he aprendido. Muchas veces más que otras.

Mi llegada al primer equipo me enseño que los sueños se pueden cumplir, teniendo fe y trabajando para ello.

Recuerdo con pena el triste fallecimiento de Antonio Puerta y la reflexión es que no todo está en nuestras manos, tenemos que vivir al día. No es cuestión de vivir alocadamente, sino aprovechar algo de cada uno de esos momentos.

Mi salida del Sevilla F.C. Como después de más de veinte años se acaban las cosas en menos de diez minutos. Vino un nuevo cuerpo técnico y se acaba todo en poco tiempo, aunque no se acaba todo en el fútbol, sigue la vida y todo lo demás.

Para finalizar algo más personal …

 

  • ¿Qué libro estás leyendo actualmente? Ahora yo” de Mario Alonso Puig, me identifico mucho con lo trasmite y habla.
  • Un jugador: Muy difícil para mí: Davor Suker, hice mucha amistad y me llamó mucho la atención por lo sencillo que era. Dani Alves como ejemplo de tesón, ya que venía de las favelas y la ilusión que tenía por llegar arriba, de perfeccionismo, de la vida que tuvo y de salir de ahí y llegar lo más alto. Sergio Ramos, Navas y Reyes por ser personas magnificas. Y sobre todo Cruyff por su forma de ser y de estar en el campo, era diferente, me identificaba con él.
  • Un sueño: Entrenar la Selección Española de fútbol.
  • Cuál ha sido tu último capricho: Una maqueta de modelismo naval.
  • Virtud: Perseverancia, no hubiese conseguido nada sin eso.
  • Defecto: Exceso de perfeccionismo. Puede ser virtud, pero el exceso se convierte en defecto.
  • Una frase con la que sienta identificado: Carpe diem”, disfruta cada momento de la vida, sácale el jugo de todo y no te quejes de lo que no tienes. Cuando uno se hace mayor disfruta el momento, pero no alocadamente.
  • Lo que más te hace reír: Un buen rato con los amigos.

Entrevista Ramón Orellana en Ivoox

Puedes escuchar AQUÍ la entrevista de Ramón Orellana on line en Ivoox.com.