Hay muchos entrenadores que piensan que tan sólo por tener muchos conocimientos sobre táctica o técnica ya lo tienen todo conseguido. En mi opinión no es así, ya que hay un aspecto fundamental en el cuál muchos de ellos no caen en la cuenta y se llenan la boca con el YO, un error muy común.

Enlace original foto: www.eluniversal.com

Enlace original foto: www.eluniversal.com

Cuando uno llega a un nuevo equipo de fútbol lo primero que debe hacer es conocer a sus jugadores, y cuando hablo conocer no hablo de saber sus nombres, sino que tipo de personalidad tienen, que les gusta y que no, porque hay que tener en cuenta que cuando hablamos de equipo, no hablamos de grupos homogéneos sino más bien todo lo contrario. Por tanto la clave de un entrenador no va a estar en si sabe o no las tácticas o técnica, sino en saber transmitir a sus jugadores y más importante aún, saber convertir ese grupo heterogéneo para que cuando estén en los entrenamientos o en el día del partido sean homogéneos.

¿Cómo lograr esto?

  • Puede ser tan sencillo observando en primer lugar, con ello conseguiremos descifrar quienes son los lideres, quienes son individuos activos y quienes son sujetos pasivos. Ahí ya tendremos la primera pista para poder cohesionar el grupo.
  • Otra  acción que deberíamos poner en práctica es realizar actividades de grupo fuera de los entrenamientos o partidos, ya sea una merienda, comida, cena, etc, para así poderlos ver fuera del ámbito deportivo y ello nos ayudará a conocerlos mejor, ya que ahí se desenvolverán con naturalidad.
  • Además durante la temporada y sobre todo en  fútbol base, podríamos ser nosotros quienes escogen su lugar en el vestuario, ya que con ese simple gesto podemos llegar a conseguir  que interactuen entre ellos y se conozcan mejor, lo que nos llevará a la cohesión del grupo.

El que conozcas mejor a tus jugadores te llevará a saber como relacionarse con ellos, puesto que es por todos sabido que no todo el mundo actúa de igual modo ante un estimulo, es decir, aquel al que le chillas para recriminarle la jugada anterior, quizás con ello lo hundas más, sin embargo si lo conoces sabrás que tal vez sí sea el tipo de personalidad al que exigiéndole más con una llamada de atención reaccionará de mejor manera ante dicho estímulo.

KAREM EL GRIRI @Elgriri (twitter)
Segundo entrenador en la Florida C.F

UA-37040736-1