Muchos entrenadores de fútbol están en el lugar equivocado. El por qué de esta afirmación es muy sencilla: anteponen resultados al aprendizaje.

Fuente: http://edmoratalaz.com

Fuente: http://edmoratalaz.com

Por desgracia, si te das un paseo por varios campos de España donde se estén disputando partidos de fútbol base podrás ver entrenadores que no sacan a jugar a todos los jugadores, planifican sesiones de entrenamiento como si sus jugadores fueran profesionales, protestan al arbitro, recriminan acciones al otro entrenador, se encaran con la grada o culpan a un jugador de un resultado.

Si hacen estas cosas no deberían estar entrenando en fútbol base. Y bajo mi punto de vista, tampoco en categoría sénior o juvenil. Cambiar de profesión sería una gran idea.

Pero esto poco a poco está cambiando. Cada vez más gente titulada y bien formada están haciendo que estos gestos sean cada vez menos frecuentes. Estamos en el camino adecuado aunque queda mucho por recorrer.

UA-37040736-1