En el fútbol moderno la figura el Scouting (Analista Táctico) es casi imprescindible a medida que pasa el tiempo. El ojeo de no solo futbolistas, sino del rival en todas sus facetas para contrarrestar sus armas con las de tu propio equipo es un método que está a la orden del día de todos los equipos. El análisis es más complejo de lo que parece, depende qué información queramos obtener, puede ser más extenso o más escueto. Digamos que hoy en día, incluso en categorías de fútbol base autonómicas, se tienen en cuenta aspectos directos como modelo de juego del rival, filosofía del rival, jugadores más peligrosos, últimos resultados obtenidos, tarjetas amarillas/rojas de cada jugador, acciones a balón parado del rival tanto en defensa como en ataque etc… y aspectos indirectos como estadio/campo donde se dispute el partido, climatología prevista para la hora del partido, designación arbitral para saber qué tipo de arbitrajes suele hacer éste etc… Se valora un abanico amplio de facetas que analizar para mejor conocimiento del rival todos en busca del mismo objetivo: ganar.

Como primera publicación os voy a poner como pequeña introducción uno de los aspectos que hoy en día se suele analizar durante un partido que parece y es muy simple pero que sirve de mucha utilidad, sirve para saber la intensidad que ha tenido el equipo y en qué facetas o zonas hemos estado más fuerte o más débiles, simplemente con un par de datos muy sencillos y fáciles de llevar el control durante el partido. A continuación tenemos una pequeña plantilla que nos informa de un resumen que nosotros debemos de tener durante el partido y que nos facilitaría la charla al descanso del partido y también un poco más el análisis final del partido para sacar conclusiones. Se trata de una hoja de estadísticas, que nos marca en primer lugar con las siglas en la izquierda “F.L” (faltas local) y a la derecha “F.V” (faltas visitante), las cuales se abren en un paréntesis cada una de 1ª parte y 2ª parte del partido. Siguiendo de unos dibujos en representación gráfica en forma de campo de fútbol, que sirven para marcar con puntos o la marca que queramos ponerle al campo las zonas donde tanto el equipo rival como nosotros estamos cometiendo las faltas, llevando el control de la manera que donde el futbolista tanto de nuestro equipo como del contrario hace la falta, marcamos con un punto en el campo. Esto marca la intensidad que tiene tanto el equipo rival como el nuestro, por ejemplo, si tu equipo va al descanso perdiendo, el equipo rival ha tenido suficientes llegadas y el número de faltas en contra es bajo se presupone que la intensidad del equipo en general está siendo negativa, te facilita pues la charla a los futbolistas haciéndoles ver de qué mejor manera con esta pequeña representación donde se debe de hacer ahínco con más esmero.
Aparte, tenemos también un aspecto importante y sencillo a la vez, que es del Tiros. También dividida con dos mitad de campos y en tiempos distintos del partido. Para controlar el tiro exterior o interior del equipo rival y el de tu propio equipo. Este matiz en combinación del de las faltas son aspectos como repito sencillos de controlar y importantes para saber la intensidad y las zonas débiles y fuertes tanto del rival como de tu equipo durante el partido. Como aspecto secundario, tenemos para hacer también un pequeño control de los saques de esquinas y los fuera de juegos, nos vale para saber si la colocación en el orsay de nuestros atacantes o nuestra defensa es positiva o negativa. En resumen un documento que para mí opinión es completo, sencillo y eficaz en mi experiencia.
 
CRISTIAN PORTILLO CASTILLO @ChrissMLG
UA-37040736-1