¿De que sirve protestar cuando el árbitro ha tomado una decisión? Muchos son los jugadores y entrenadores que restan posibilidades a su equipo por protestar al árbitro, discutir con el rival y buscar “tanganas” que no conducen a nada.

El equipo que juega concentrado durante el partido, el que hace lo trabajado durante la semana y el que se adapta a cualquier circunstancia tiene muchas posibilidades de éxito, sin embargo aquel que cuando se pone el resultado o alguna situación en contra, saca a la luz problemas del grupo, da más importancia de lo que tiene a cuestiones arbitrales, a presuntas provocaciones del rival o otras circunstancias ajenas al partido, tiene todas las de perder y no conseguir nada positivo.

El hacernos víctimas de la derrota realzando situaciones que no tienen importancia y culpándolas de nuestros males son situaciones que por desgracia se dan en cualquier equipo de fútbol.

¿Cuantas veces nos hemos quedado con un jugador menos debido a una protesta demasiado airosa que ha supuesto una expulsión? o ¿Cuantas veces por una tontería se ha generado una pelea al final del partido?

8 Razones por lo que debes evitar realizar protestas o evitar acciones no deportivas.

  1. En el 99% de los casos el árbitro no da marcha atrás a una decisión que ha tomado.
  2. Gastas energías en acciones que no conducen a nada cuando las puedes dedicar por completo al partido.
  3. Los compañeros pierden concentración y se rompe el ritmo del partido.
  4. Estás restando posibilidades a tu equipo.
  5. El árbitro te puede expulsar y dejarías a tu equipo con uno menos.
  6. Individualmente te desconcentras del partido y no rindes como lo haces normalmente.
  7. Creas una mala imagen del equipo.
  8. Le estás faltando el respeto al resto de tus compañeros con tu actitude.

Cuando se da la circunstancia de que el partido se pone  muy en contra es cuando esta situación se multiplica por tres y es más fácil que el resto del grupo se unan a la causa. Realmente estas acciones son una “droga del victimismo” que únicamente buscan el no asumir la derrota por el mal juego individual o colectivo.

Es importante que se mentalice a los jugadores sobre lo perjudicial de las protestas y se trabaje sobre todo en el Fútbol Base. El primordial  es que el club cuente con unas normas en el que se penalice estas acciones,  porque si somos conscientes de que las podemos evitar el equipo ganará en posibilidades a lo largo de la temporada.

UA-37040736-1