portero 1

Con el paso del tiempo la metodología de entrenamiento a sufrido un sin fin de cambios, y con ello el progreso en cuanto a los modelos de entrenamiento para la enseñanza de la técnica de los guardametas, trayendo consigo una gama muy importante en cuanto a la forma y manejo de tiempos de la metodología actual, enriquecida con un sin fin de materiales que se añaden a cada una de nuestras sesiones de entrenamiento algo sin duda alguna, muy bueno y enriquecedor.

Hay un aspecto al cual desgraciadamente no se ha dado demasiada importancia. En diferentes países se piensa que para buscar un desarrollo mas acelerado y elevado, (en cuanto a la técnica se refiere): Las cargas de trabajo deben de ser intensas, pensando que entre mas intenso, mayor será el aprovechamiento  por los alumnos. Pero se deja aun lado lo mas importante que es: El nivel técnico del alumno, que se enfoca tanto en la intensidad que no se le da importancia, si se esta ejecutando de una manera optima y correcta el gesto técnico, esto a la larga trae consigo,  lesiones ,y peor aun que se tengan arraigados algunos errores en cuestiones técnicas, que son mas complicados corregir.

Si analizamos el entrenamiento del portero al nivel profesional, ¿cual es la constante?, gestos técnicos con niveles de intensidad elevados. SI analizamos videos, es  espectacular cada trabajo con estas características, pero si efectuamos un análisis mas a fondo con lujo de detalle, estaremos muchas veces frente a gestos técnicos con mala ejecución, que pueden pasar de largo y no se corrigen en el momento, porque no queremos detener, las espectaculares tomas de grabación  que se están llevando a cabo en el momento, pero desgraciadamente esos gestos técnicos, se quedaron sin corregir, y a la larga es cuando se ve reflejado tarde o temprano.

Pero que pasa en el trabajo en los porteros de categorías inferiores. Es ahí donde se presenta un problema mayor, porque desgraciadamente no siempre se les da el trabajo adecuado, y peor aun cuando se les da es deficiente. ¿Porque decimos esto?, es simple, la gran mayoría de los entrenadores en muchas ocasiones, le dedican un tiempo muy corto al guardameta, pero por desgracia muchas de las veces no se tiene el conocimiento para llevar la metodología adecuada, cayendo en el error de solo tener planificado para ellos: saltos , recorridos largos, y golpeos de balón con potencia para mantenerlos alerta. Eso no es lo peor , sino que la intensidad es elevada y nunca se toma en cuenta la edad en la que se encuentran los alumnos, por lo que  a la larga solo se consigue fatiga y lesiones y en el peor de los escenarios, lo único que se consigue es la deserción del alumno de la practica del fútbol . Se debe enfatizar,  en edades pequeñas en el trabajo del guardameta, que la intensidad sea menor, y enfocarse en la corrección del gesto técnico, dejar aun lado, que el trabajo se vea continuo y espectacular, para cambiarlo por el de corrección y perfeccionamiento, analizando cada movimiento, cada ejecución, y promoviendo que disfrute ejecutando cada trabajo de la planificación, para que sea provechoso y productivo . Si el alumno corrige, y ejecuta correctamente, pero sobre todo, siente como va realizando mejor su labor técnicamente, el nivel de juego incrementara por añadidura. Esto seria por así llamarle, la clave del éxito en la metodología de entrenamiento en porteros de categorías inferiores, porque debemos recordar, que sin una buena técnica, no podrá existir la táctica. O como se conoce en la expresión popular, “Si los cimientos no están bien colocados la construcción se vendrá abajo”.

portero 2

Hay que plantar para cosechar, hay que corregir para desarrollar. En el trabajo con los porteros en categorías inferiores, es importante tener en cuenta varios factores:

  1. Planear entrenamientos que les ayuden a pensar y experimentar.
  2. Nunca dejar a un lado la diversión, con ello se logra la automotivación , aunado que cuando se corrige y se ve reflejado, la motivación es máxima.
  3. No encasillarse en el uso del balón, teniendo una gama importante de complementos como pelotas , fressbes, elásticos etc., Con esto se buscara desarrollar la destreza.
  4. La paciencia en el desarrollo  de esta posición, es fundamental ,es la base de la formación, unas cosechas se recogen antes  y otras después.

Siempre debemos tener en mente ,que como entrenadores profesionales, somos como un artesano, con nuestra paciencia y nuestras herramientas de planificación, debemos crear y dar forma a una obra maestra, en este caso nuestros alumnos. La frase del día de hoy seria: “Sin una buena técnica no podrá existir la  táctica, sin corrección no hay progresión”.

Víctor Alejandro Garcia Acosta Entrenador de porteros profesional en la Universidad La Concordia de Aguascalientes – México.