El otro día hablando con un amigo, sobre un problema que tenía actualmente, explicándole como me estaba afectando, que había pasado, como se había desarrollado  y  como estaba actuando; me hizo una pregunta que me removió mis cimientos en mi cerebro, tanto que  me hizo reflexionar y pensar que había actuado de una forma errónea y equivocada pero que podía enderezar el rumbo para solucionar el problema.

La pregunta era: ¿Que quieres conseguir con tu forma de actuar?

Enlace original foto: www.caughtoffside.com

Realmente ante un problema podemos reaccionar de una forma o de otra, mejor o peor, y yo ante una serie de ataques hacia mi persona había actuado contraatacando del mismo modo hacia ellas  que ellas habían hecho hacia mí. Me deje influir tanto que desataron mi ira y mi reacción fue entrar en un juego del que yo no entro en condiciones normales.

Ante cualquier situación de la vida siempre nos podemos hacer esta pregunta, porque a veces vivimos dejándonos llevar por el empuje de otras personas, ese fue mi caso, y no actuando conforme nuestros principios y  valores fundamentales.

Ante cualquier agresión psicológica que sufrimos nos ponemos rápidamente unos mecanismos de defensa y sacamos nuestras peores armas de destrucción masiva para atacar a todo lo que en ese momento consideramos un enemigo. Ante este problema mi amigo me dio una solución que el había leído en un libro, y es que podemos tener nuestro propio Gabinete de Consulta ante casos de extrema dificultad.

¿Como creamos nuestro propio Gabinete para resolver problemas?

  1. Este primer paso es muy importante. Ante un problema no actúes inconscientemente y confía en los expertos que te aconsejan por lo que no tomes decisiones rápidas que después te puedas arrepentir.
  2. Nuestro Gabinete de Expertos, por supuesto, serán imaginarios a no ser que dispongas de suficiente dinero para tener unas personas reales que te asesoren.
  3. Tu puedes ser tu mejor aliado para hacer un buen gabinete. Para eso la formación en Desarrollo Personal es fundamental (Ver vídeos, leer libros, ver películas, ir a conferencias, cursos, etc).
  4. Inspirate en  personas reales  y piensa en la solución que te darían ante ese problema. ¿Que harían ellos ante el problema que tienes tú?.
  5. Búscate para cada ámbito de tu vida un verdadero profesional. Asuntos profesionales, económicos, amorosos, etc.
  6. Y lo mejor ……….. ¡Funciona!

Imagínate, tu que eres entrenador de fútbol, que tienes un equipo de fútbol en el que has puesto mucho empeño de que trate bien la pelota, del que has conseguido que el equipo sea más importante que el individuo, que os habéis hecho respetar por ser fieles a un estilo y unos principios y de pronto ves a otro entrenador en tono agresivo que intenta con sus comentarios y acciones desestabilizar tu equipo y tu ambiente. ¿A que consejero querrías en tu Gabinete para resolver este asunto? 

Evidentemente el asesor ideal sería por ejemplo, Pep Guardiola. A partir de ahí es fácil, solamente pensar y actuar como lo haría Guardiola ante un asunto como el que te esta pasando a ti. Pueden ser varios consejeros y no tienen por que ser famosos, solamente hace falta que te inspiren. ¿Como actuaria él?, ¿Que no haría él? ¿Que aptitud tendría ante este problema? etc.

Puedes buscar un experto para cada ámbito de tu vida, pero sobre todo no olvides el paso 1 y es que  no actúes rápidamente sin consultar con tu Equipo de Expertos y después pregúntate que quieres conseguir de la forma que vas actuar para que sea siempre en la misma dirección que tus valores y principios.

Francis Luque – @franxluxna